Translate

lunes, 9 de noviembre de 2009

Día de perro abandonado

Este suero rojo que me recorre no permite la amnesia de sueños. La realidad palpable de unos semejantes sin dedos se me extiende como una sábana fría, entre las comisuras, embozando la libertad que no recuerdan. La soledad del abstemio. Un "no" multitudinario que se agolpa sobre el ánimo, dejando caer su negra indiferencia sobre el arco de las cejas. 

En mi mirada, sin embargo, cruje el aliento de quien camina conmigo. Su latido enmudece mi angustia, descuaja los nombres que rezan batallas y miedos... ayudando a sobrellevar este día de perro abandonado.



No hay comentarios :

Publicar un comentario